Tucumán arde en el MALBA con Alexander Apóstol

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), presenta al venezolano Alexander Apóstol con un proyecto expositivo desarrollado para el museo en coproducción con BIENALSUR, titulado “Salida de los obreros del museo. Taller y República a partir de Tucumán Arde”, ofreciendo una discusión abierta entre el arte y la política a nivel colectivo, haciendo una reelaboración y revisión del manifiesto.

Arde Tucumán

Con una curaduría de Agustín Pérez Rubio y Diana Wechsler, Apóstol (1969, Barquisimeto, Venezuela) hace una descontrucción del manifiesto Tucumán Arde del 68. Con un desglose matemático, trasladando su estructura a códigos numéricos aplicando el Teorema de Grafos, para plantear un cambio de visión sobre los objetos, definiéndoles por sus cualidades más no por sus formas. El Teorema de Grafos es el esquema natural de las redes sociales, evidenciando el carácter de movimiento en cuestión. Así, Apóstol busca traer la experiencia del manifesto al presente, a través de su texto fundacional, abriendo una discusión colectiva sobre diferentes aspectos de un proyecto de arte ligado a la política que se desluce lejano a las circunstancias de las que emergió.

Material de protesta de Tucumán Arde, 1968. Foto: recursos de Google Image

“Tucumán Arde” fue un manifiesto publicado en 1968, elaborado por un colectivo de artistas de vanguardia, que buscaba “romper con el aislamiento del arte en la sociedad burguesa para devolverlo a la vida de los hombres“. Este anuncio fue realizado en su momento en el sindicato de trabajadaroes argentinos, donde se expuso el grupo de artistas con una multidisciplinaria variedad de expresiones artísticas, denunciando la precaria situación que se vivía en la provincia a partir del cierre de varias fábricas azucareras. El grupo presentó nuevas herramientas de trabajos, apelando al surgimiento de una nueva forma de arte, colectiva y anónima, atrayendo a un nuevo público ajeno a la élite del arte a través de carteles políticos, testimonios e imágenes.

Los obreros al museo

 

Los curadores de este proyecto, Agustín Pérez Rubio y Diana Weschsler, recuerdan Tucumán Arde (1968) como una de las acciones estético-políticas más importantes llevadas a cabo en el medio artístico. Wechsler y Pérez Rubio explican que esta acción colectiva es llevada a esta exposición para enmarcar la historia de “Tucumán Arde” en el itinerario del 68, sus relaciones con otras tendencias del arte político durante la dictadura de Onganía y sus diálogos con otras expresiones culturales que surgieron alrededor del sindicalismo nucleado en la CGT de los Argentinos, conjuntamente con la confrontación con el gobierno militar.

Durante la exposición, se desglosará una secuencia numérica a partir de relaciones lingüísticas del manifiesto, que será traducido a otros formatos por estudiantes de la UNTREF. Estos alumnos, a su vez, también realizan su protesta. Participan apuntando a democratizar el acceso a la experiencia artística, a través de manifestaciones como la instalación cinematográfica con material de archivo intervenido con técnicas de animación, un seriado de tuits escritos bajo una estructura métrica específica, un vídeo performance con la participación de trabajadores de MALBA y Bienalsur, y pizarras de dibujos de fábricas argentinas emblemáticas, gestionadas de maneras políticamente opuestas.

Así, “Salida de los obreros al museo” de Alexander Apóstol en el MALBA, retoma la tradición de las vanguardias históricas y las neo-vanguardias en un proyecto que lleva los textos fundacionales, con la mirada del presente, en la clave experimental contemporánea. Alexander Apóstol es un reconocido artista conceptual multimedia que se enfoca en la historia política latinoamericana, desde la visión del planteamiento urbano y la arquitectura. Egresado de la UCV, su obra incluye fotografías, films, instalaciones y textos, ha participado en Manifiesta 9 y las Bienales de Venecia entre muchas otras. En el 2017 presentó “Lecciones Políticas” en la Galería Beatriz Gil.


La exposición estará abierta al público hasta el 12 de Febrero de 2018 en el MALBA, Buenos Aires.