La hipermovilidad de Calder

La exhibición Calder: Hypermobility, ofrece a los visitantes la especial oportunidad de ver las obras de Alexander Calder en su original esplendor. Con la movilidad con las que inicialmente fueron concebidas por el artista, estos móviles están siendo exhibidos por primera vez en las salas de la octava planta del Whitney Museum of American Art 

“Hipermovilidad”

Anteriormente, ha habido cierta dificultad en mostrar las obras de Calder en un mismo espacio, debido a que el movimiento es parte esencial de la obra. Sin embargo, hasta el próximo 23 de octubre el Whitney rinde homenaje al maestro  del arte cinético, activando las obras para ser disfrutado su carácter performativo, influenciado por el compromiso del artista con la coreografía. Cada pieza es única y distinta, operan de forma altamente sofisticada, algunas con gestos extraños, otras con rotaciones suaves y otras incluso producen sonidos.

Luis-Alberto-Benshimol-Chonchol-La-hipermovilidad-del-arte-según-Calder

Vista de la exposición “Calder: Hypermobility” del Whitney Museum of American Art. Foto: cortesía del museo.

Igualmente, la exhibición abarca las obras más importantes del trabajo de Calder, donde se incluyen las primeras abstracciones motorizadas elaboradas por el artista, como los gongs que generan sonido y los móviles de pie.

A principios de los años 30, Calder inventó una nueva tendencia bautizada como “móviles” por Marcel Duchamp. Eran piezas concebidas como formas cinéticas, en las cuales se balancean cuidadosamente los componentes que manifiestan su propio sistema de movimiento, en una forma única que reflejarán gracias a éste, los efectos cambiantes de la luz.

Como precursor del arte cinético, Calder elaboró sus obras en distintas formas y tamaños y, para su construcción, hizo uso frecuente de piezas coloreadas de latón con formas abstractas, unidas por alambres o por cuerdas.

Celebrando el arte y el movimiento de Calder

En colaboración con la Fundación Calder, la exhibición incluye una programación con una serie de eventos y presentaciones en todo el tiempo que se exhibirán las obras, dentro de los cuales se anunciará la activación de algunas piezas, en las que raras ocasiones han podido verse en movimiento. También se realizarán sesiones con artistas contemporáneos, para entablar diálogos sobre la diversidad de formas en que las innovaciones e iluminaciones de las obras de Calder continúan retando y formando nuevas generaciones.

Durante la visita, el espectador podrá disfrutar de las obras escuchando una selección del músico Jim O´Rourke, para tener una experiencia musical mientras se navega el show, con elementos de jazz, composiciones modernas, formando una compleja estructura a través de los movimientos de las obras.