Sandback-Fontana/Fontana-Sandback

Uno de los highlights más completos en términos de exposiciones del ciclo abierto en coincidencia con ARCO 2017, sin duda, fue “Lucio Fontana / Fred Sandback”. Cerrada recientemente, fue una de esas muestras que tuvimos que ir a ver varias veces. El lenguaje de los dos artistas en diálogo lograba una desafiante combinación. Fue la Galería Cayón de Madrid la que sostuvo y organizó esta conversación entre el americano y el argentino retornado a Italia.

Lucio Fontana /Fred Sandback from Galería Cayon on Vimeo.

Lucio Fontana (Rosario, Argentina 1899 – Comabbio, Italia 1968) es considerado el padre del “Spazialismo”, un concepto que hemos llegado a entender como el rechazo del confinamiento al que nos obliga la bidimensionalidad.

Se dedicó a cortar –o “acuchillar”– lienzos para determinar la muerte de la pintura tal y como era conocida en su época, el Novecento. Coetáneo con Burri y Modigliani, la dirección de Fontana no fue demasiado desviada de lo que sus contemporáneos estaban haciendo. Sin embargo, sus producciones fueron únicas y logró desarrollar una firma, con lo cual apenas uno ve una de sus obras, se sabe sin ninguna duda quién es el autor.  Los ‘Concetto Spaziale’ del italoargentino marcaron un antes y un después.

“Abandonamos el uso de las formas artísticas ya reconocidas para iniciar el desarrollo de un arte basado en la unión del tiempo y el espacio” –Lucio Fontana.

Para Fontana, el arte era pura filosofía. Explicó en sus propias palabras que los huecos que él hacía a sus lienzos no eran simples huecos, son “la primera dimensión presentando el vacío”, que representan la libertad del artista y de la gente en general a crear arte con cualquier medio. En su caso, el medio no era tanto el lienzo como lo era lo que él llamaba “il Vuoto” (en italiano, el vacío).

Con esta clara y directa provocación a los cánones previamente impuestos, Fontana no estuvo exento de críticos que creían vacías sus intenciones –”llamar la atención por llamar la atención”. Como es evidente, en su tiempo, su obra no fue lo que pudiéramos llamar ampliamente aceptada. Sin embargo, artistas con carreras posteriores como Otto Pienne o Enrico Castellani han seguido la pauta que dejó Fontana, desafiando los límites de la obra de arte clásica.

Fred Sandback (Bronxville, Nueva York, EEUU 1943 – Nueva York 2003), bien consciente o inconscientemente, es uno de ellos. Su obra minimalista la trabaja con hilos que estira horizontal, vertical o diagonalmente utilizando el espacio vacío como parte de la obra. Generando así –como Fontana– nuevos espacios y formas virtuales o no existentes a simple vista.

Es interesante razonar que estos dos artistas no fueron contemporáneos pero les une el concepto del espacio y el vacío como medio artístico. Si bien coincidieron en vida por un breve período de tiempo, no coexistieron en razón de artistas, no tuvieron las mismas referencias, etc. Quizá eso hizo que Sandback mirara la “perforación espacial” del lienzo como algo relativamente normal y definitivamente interesante.

Tal y como dejó claro Cayón en su momento, “ambos artistas incidieron así en la investigación sobre un nuevo concepto del espacio que fuera capaz de provocar una experiencia radicalmente nueva en el espectador. Mientras que Fontana lo haría mediante cortes en lienzos monocromos, Sandback optaría por hilos como único material para destacar planos y volúmenes en el espacio.

La exposición exploró las investigaciones de Fontana y Sandback en torno al tema del espacio, destacando, por primera vez, el fuerte diálogo existente entre las obras de ambos artistas, que supusieron la creación de una nueva definición espacial para el medio pictórico y escultórico, respectivamente”.